Alojamiento

Hoteles de lujo, encanto, concepto, habitaciones de huéspedes o apartamentos amueblados… En varios años la metrópolis ha dinamizado su oferta hotelera para acoger a millones de visitantes que recibe cada año.

Leer el artículo

En el centro de la ciudad, bonitos establecimientos de 4* y 5* apuestan por el bienestar con spa conocidos en el mundo entero (InterContinental Bordeaux - Le Grand Hôtel, el Hôtel de Sèze…). Los hoteles concepto seducen a los visitantes: el Seek’oo, el Boutique Hôtel (hotel y bar de vinos), el Mama Shelter diseñado por Starck, el hotel de Tourny, el intimista y lujoso Hotel des Quinconces y el hotel Yndo. A 100 metros de la Ópera, el hotel Best Western Bayonne Etche Ona acoge a los viajantes en un ambiente modernista y de gabinete de curiosidades.

Con un acceso directo al centro urbano en tranvía, los hoteles de cadena situados en Mérignac y Bordeaux Lac ya no están reservados a una clientela de negocios sino que atraen a numerosos turistas a lo largo de todo el año, especialmente las familias que llegan para apreciar los servicios y comodidades (piscinas, proximidad con el centro…).

En el centro de las viñas del Château Smith Haut Lafitte en Martillac, Les Sources de Caudalie obtuvo en 2016 la clasificación de Palacio. Los hoteles delicatessen muestran también sus estrellas gastronómicas en Pauillac (Relais & Châteaux Cordeillan Bages) o Bouliac (Relais & Châteaux Saint-James).

Para los presupuestos ajustados, el hotel du Théâtre sorprende por la decoración original y fantasista de sus 23 habitaciones. El hotel Clémenceau y el el hotel Gambetta ofrecen una comodidad moderna con el encanto bordelés de la piedra del siglo XVIII. Al otro lado del Pont de Pierre, el hotel des Voyageurs propone habitaciones a partir de 75 euros para 2. Un albergue de la juventud abrirá en place Saint Projet en junio de 2018.

Los hoteles particulares y las bellas viviendas burguesas hacen compartir a sus huéspedes cierto arte de vivir bordelés a imagen de los últimos que nacieron La Casa Blanca y La Course, y de Une Chambre en ville, de L’Hôtel Particulier, de la Maison Fredon.