Burdeos pone la mesa

Sin sentarse, en el mostrador de un mercado, más bien bio, vegetariano o tradicional, simple o sofisticado… Burdeos es el terreno de juego de grandes chefs y de una nueva generación de jóvenes cocineros que aman los productos del suroeste.

Leer el artículo

El Mercado de los Capuchinos nos ofrece una panoplia de sabores para consumir in situ o para llevar. Los domingos por la mañana, podemos poner rumbo a los muelles para pasearnos por el mercado al aire libre de Les Chartrons y aprovechar para probar los típicos canelés (un dulce típico), las ostras de la Cuenca, los tricandilles (tripas de cerdo con ajo) o el grenier médocain (variedad de embutido local). Dos nuevos mercados cubiertos han abierto sus puertas: Les Halles de Bacalan y Les Halles de Talence.

LAS INSTITUCIONES

Entre los lugares de visita obligada: el restaurante gastronómico Le Chapon Fin y su decorado de rocalla. Si buscamos algo más informal, la Brasserie Bordelaise es toda una institución en pleno casco urbano de Burdeos. En Le Bistrot du Sommelier, nos espera una cocina tradicional regada con los mejores vinos.

DARSE EL GUSTO

Los restaurantes Racines o Soléna coquetean con la alta gastronomía. Cerca del Jardin Público, acaba de abrir el Cent33. A dos pasos de los muelles del Garona, Porte quinze y sus 20 plazas reciben a los comensales en un ambiente intimista. La cocina de fusión también tiene su sitio en el paisaje bordelés: como el Miles, con influencias procedentes de todo el mundo, y sus hermanos pequeños Mampuku y Massa, o incluso el Nama o el Dan, que se inspiran en los sabores asiáticos. Para los amantes del pato laqueado, Quanjude, toda una institución en China, propone una cocina franco-china refinada.

LOS DESCUBRIMIENTOS MÁS CURIOSOS

En Burdeos, tenemos a nuestra disposición mesas asequibles y audaces, como L’Atelier des Faures o Taquin, en el barrio de Saint Michel. El lanzado Symbiose ha sido elegido « Mejor bar de autor en 2017 » por Le Fooding. No te pierdas: Cromagnon y su sistema de cocción sobre una piedra de sal del Himalaya.

COCINA ECOLÓGICA Y VEGETARIANA

En las calles de Burdeos proliferan los establecimientos ecológicos y vegetarianos: Munchies, Cosmopolis o Kitchen Garden. Burdeos cuenta también con un restaurante vegetariano gastronómico, Rest’O, y con el restaurante ecológico más grande de Francia: Le Magasin Général. En Casa Gaia, que favorecen los circuitos cortos, apuestan por los productos ecológicos y la tendencia locávora.